fbpx

Mi Cuenta Top

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Suscribirse al blog

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.

3 patologías del pie que se pueden tratar con plantillas

Patologías del pie y plantillas

¿Sabías que el 80% de los españoles sufren algún problema en los pies?

La buena noticia es que se estima que el 50% de las afecciones del pie son provocadas por zapato inapropiado, lo cual nos permite anteponernos a las patologías o frenar su progresión. 

Ahora bien, si perteneces al 80% de la población que padece dolor en los pies este artículo te interesa. En él os vamos a hablar de las tres patologías más frecuentes del pie y os daremos las claves para prevenirlas y tratarlas. 

FASCITIS PLANTAR

La fascitis plantar, o inflamación de la fascia, es una patología muy común tanto en personas deportistas como en personas mayores de 45 años que no practican deporte. Se estima que el 15% de las consultas por problemas en los pies se deben a esta patología.

El síntoma principal es un dolor agudo en la zona interna del talón, el cual suele ser más intenso al levantarnos o tras hacer deporte.

Una de las causas principales para sufrir la fascitis plantar es la forma con la que pisamos. Las personas con tendencia a la pronación (que la carga del pie tienda a desplazarse hacia el lado interno) son las que más probabilidad tienen de sufrir fascitis.

¿Cómo tratar la fascitis plantar?

De forma errónea muchas veces nos centramos en tratar los síntomas en vez de centrarnos en las causas. Para resolver la inflamación generada en la fascitis plantar debemos centrarnos en la causa, es decir, en disminuir la tensión generada en la fascia plantar. Si no modificamos la causa, posiblemente vuelva a aparecer de nuevo.

El tratamiento habitual sería realizar un estudio de la marcha, para valorar si la causa de la fascitis tiene relación con la forma de pisar del paciente. Y , en caso positivo, diseñar unas plantillas personalizadas que permitan descargar la fascia y evitar posibles recaídas.

Además,  es recomendable realizar ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de la musculatura plantar así como el uso de calzado confortable.

Hay que tener en cuenta que la fascitis se debe comenzar a tratar cuando aparecen los primeros síntomas ya que es una patología que se va agudizando con el tiempo, siendo más limitante para la vida cotidiana y empeorando su pronóstico.

Patologías del pie y el uso de plantillas

 

JUANETES

¿Sabías que el juanete se puede prevenir?

Un juanete es una protuberancia ósea que se forma en la articulación del dedo gordo del pie, provocando una desviación del mismo hacia dentro.

Los síntomas principales son abultamiento en la parte externa del dedo gordo del pie, hinchazón, enrojecimiento y dolor, a menudo se forman callosidades.

Las causas principales se deben a la forma incorrecta de pisar, el uso de calzado estrecho, demasiado puntiagudos o de tacón, y la forma del pie (genética).

¿Cómo tratar al juanete?

Al igual que en el caso anterior vamos a insistir en evitar la causa que provoca la sobrecarga en dicha articulación.

  • Lo ideal sería prevenir la aparición de juanetes realizando un estudio de la marcha y, si el especialista lo estima oportuno, emplear unas plantillas personalizadas que modifiquen la alineación del pie y distribuyan las cargas del mismo.

Además se debe usar zapatos cómodos, evitar el calzado estrecho en la punta y el zapato de tacón, realizar ejercicios descalzos para mejorar la musculatura y observar su evolución.

  • Si el juanete ya se ha generado, la cirugía es la forma más eficaz de tratarlo. Es una cirugía relativamente sencilla y muy útil, aunque la cirugía no trata la causa por lo que debemos seguir las recomendaciones del punto anterior para evitar que vuelva a reproducirse.

En aquellos casos que el paciente no quiere pasar por cirugía, unas plantillas personalizadas son la mejor opción para aliviar el dolor y frenar su progresión.

De forma complementaria se pueden emplear separadores de silicona entre el primer y segundo dedo para evitar el roce y aliviar el dolor. Así como correctores de juanetes (diurnos o nocturnos) cuyo objetivo es realinear la articulación del dedo gordo, aliviar el dolor y acelerar la recuperación.  En la farmacia podrás encontrar diferentes tipos de férulas que se adaptarán según el grado de desarrollo juanete y preferencias del usuario.

patologia del pie juanentes

 

DEDO EN GARRA, MAZO O MARTILLO

El dedo en garra martillo o en mazo, son unas deformidades que se producen en el segundo, tercero y/o cuarto dedo del pie. Estas deformaciones se forman cuando las articulaciones de estos dedos quedan flexionadas por un aumento de presión continuada en la parte delantera del pie.

-          Dedo en mazo: La articulación afectada es la más externa a la punta

-          Dedo en martillo: La flexión es producida en la parte media

-          Dedo en garra: tanto la articulación distal como proximal están flexionadas.

Los síntomas principales de estas patologías son la deformación, presencia de durezas, inflamación y dolor.

Las causas se pueden deber al uso de calzado inadecuado de forma continuada, como los tacones, zapatos estrechos o de material rígido. En casos puntuales puede ser de origen hereditario.

¿Cómo tratar el dedo en garra, martillo o mazo?

Para definir el tratamiento hay que determinar si la articulación en cuestión es flexible (podemos conseguir realinearla) o rígida (no podemos corregir la deformidad).

En el primer caso nuestro objetivo será corregir, mientras que en el segundo buscaremos aliviar y evitar que empeore.

  • En cualquier caso lo recomendable es el uso de plantillas personalizadas que se adapte a la deformidad del pie, evitando el roce y modificando las presiones plantares localizadas en el antepié.
  • Estiramiento de las articulaciones y músculos para evitar la rigidez articular.
  • Uso de órtesis de silicona estándar o a medida, ayudan a corregir la deformidad y aliviar el dolor. Son prácticas y fáciles de usar.
  •  Férulas para el dedo: son soportes almohadillados que ayudan a corregir y alinear el dedo, proporcionan protección en la parte delantera y evitan la formación de durezas.
  •  Cirugía: es la única solución en casos severos y articulaciones rígidas.

Y, como siempre, emplear un calzado cómodo, amplio y con buen material.

Molestias en el pie - patologías y plantillas

 

Ahora ya sabes la importancia que tiene la forma en que pisamos y la influencia del tipo de calzado. Te animamos a que te realices una revisión podológica de forma periódica  y/o en caso de tener los primeros síntomas. Cualquier duda ya sabes que puedes consultarnos sin compromiso.

 

 cupon descuento

 
 
 
1
¿Cómo controlar el hambre?
Cómo prevenir las escaras o úlceras por presión

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Martes, 27 Julio 2021

Imagen Captcha

Newsletter
Copyright © 2021 | TuFarmacia. Diseño web por GrupoDw.es